7 de marzo de 2014

"El móvil y el váter"


No es la primera vez que oyes esa frase: "se me ha caído el móvil al váter y se me ha estropeado"; sólo que, como ya no es ni una ni dos ni siquiera tres veces el número de momentos que la has oído, de repente te has asustado (bueno, entre intrigado y estupefacto). ¡Claro! Te pones en situación y es entonces cuando te preguntas: ¿la gente utiliza el móvil mientras hace 'ese uso' del retrete? Y, la respuesta, en muchos casos, es  (ese-i). Como eres de letras, esa debe ser la razón por la cual te imaginas a una de las propietarias de la frase (en tu caso; en otros, que las interesadas sienten ahí a un hombre...) en semejante posición y... Tupido velo. Insisto, como eres un tipo de letras, incluso dicen que en tiempos enamoradizo, sientas en ese lugar a una muchacha; a esa (subrayado en cursiva) muchacha que todos los escritores tienen en mente (hay quien la denomina Musa) y deduces que, en el porcentaje que sea, lo hace mientras... ¡te responde o te envía un whatsapp! (Por ejemplo y ahí queda eso). "¿Es que tú no lo haces?", te dicen mientras lo comentas. "Pues no", respondes, para añadir: "cuando yo respondo o envío un whatsapp me siento en el sofá, lo pienso y lo envío". "Es que eres hombre: no sabes hacer dos cosas a la vez", se queda tan a gusto tu interlocutor. Y sí, en la última semana, aunque parezca mentira o absurdo, son ya cinco las personas que dicen haber perdido en el combate del váter el móvil, con el fastidio que eso lleva. Triste final para las nuevas tecnologías, mírenlo así. 

2 comentarios:

Luzbel. dijo...

Justo HOY me han dicho eso a mí. Y ha sido un hombre. Te reproduzco, palabras textuales: fui al aseo y digo... "pues mientras meo miro el WhatsApp", y al sacar el móvil del bolsillo, se me resbaló de la mano y cayó al váter.
Y ahora entro y leo esto -que escribiste hace unos días, ¿no?, creo que me lo pasaste por WhatsAp. ¿No estarías...?-, y no puedo evitar reírme. Esto es la nueva ley de vida, Paco... a algunos les asustará más pensar que se les cae el móvil al váter que el anillo de casad@.



L.

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Jajajajaja...