1 de mayo de 2011

Niñas pijas...



Todas, o casi todas, la pijas son iguales. Las del barrio de Salamanca sí. Todas visten igual, el mismo gesto, el mismo bronceado, la misma forma femenina de sujetar el bolso, la misma forma de hablar, la misma belleza, las mismas piernas cuando en primavera visten pantalón corto. Lo mismo; es una cultura, una forma de vivir y de ver el mundo, como algo más lejos, en los pueblos del Sur hay algunas chonis (que otros llaman 'poligoneras'). Yo me quedo con las pijas. Me llevo mejor, me atraen más, dicen más... con sus defectos, obvio, pero la cosa es cuestión de gustos.

1 comentario:

ALFARO dijo...

Es lo que tiene volver de vez en cuando a los Madriles y abandonar el poblao....jeje

Besos