30 de abril de 2014

Criticar el español sin conocer bien el español


Un diario de tirada nacional recoge un artículo sobre la reportera María Irazusta (27.4.2014), autora del ensayo Las 101 cagadas del español. Opina quien firma el artículo que el libro, que en verdad es interesante, "nos saca los colores a periodistas... y escritores". Claro que, puestos a criticar a la RAE en el mismo, entiendo yo que lo mejor es hacerlo con criterio. Leamos literalmente: "No entiendo como siguen admitiendo 'asín' o 'madalena'. Son palabras que ya no se utilizan", se escribe, recogiendo declaraciones de la escritora. Pues bien, ese cómo lleva tilde, puesto que la oración, sea consciente de ello o no la escritora del artículo, es interrogativa. En segundo lugar, la autora del interesante libro, editado por Espasa, deja claro que viaja poco por España; esto es, sale poco de Madrid y, posiblemente, por la fotografía, de círculos con variedad diastrática alta. Sur de Albacete, año 2014: una persona que sale en una hermandad de Semana Santa cuya advocación es María Magdalena dirá "salgo en la madalena"; en el mismo sentido, una señora del Sureste de España (de nuevo Albacete o Murcia) que entre en una panadería pedirá 'madalenas' (media docena, una docena, lo que sea...). Insisto, en 2014. Nos bajamos un poquito más, a Andalucía, y personas de mediana edad que cuentan sus problemas al médico, al concejal de turno, a quien sea, concluyen su aserto con un 'asín que...'. Entonces... ¿por qué iba a desterrar la RAE dos vocablos totalmente vivos y en uso en el español estándar? Cuando uno cursa Filología le dicen aquello que a su vez dijo un día don Ramón Menéndez Pidal: "salir a la calle y escuchar". 

2 comentarios:

ALFARO dijo...

Las fiestas de Castellón son " Las Fiestas de La Madalena" , en veinte años aquí todavía estoy por escuchar a quien lo diga con g, y no es por que yo sea tobarreña, jajajaja

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Mayor motivo para insistir en que hay que escuchar antes de pedir que retiren el vocablo...