22 de diciembre de 2013

"No nos rendimos"


Dicen que los sagitario, como tú lo eres, nunca os rendís; dicen, además, que por muy mal que vengan o vayan dadas el empuje lo sacáis desde la adversidad. Cuando dicen, algo de verdad tiene que haber detrás de lo dicho. El paseo de esta mañana después de un mal sueño tenía la intención de despejarte: la gente anhelando que un poco de suerte en el sorteo les arregle media vida, porque la otra media está ya jodida para mucho tiempo; las peleas de celos que, en mitad de la noche, oíste desde la cama y te desvelaron a las tres y pico...; la señora mayor que apenas puede andar ya y que un día fue ágil; los silencios de quienes se quieren y nunca lo dicen; las miradas de cansancio en mucha gente que un día se equivocó; el hambre soterrado de quienes no se atreven a pedir un pedazo de pan, ahora que son días de dispendios... los miles de sueños que se truncan pese a que es en diciembre cuando nos proponemos todo aquello que apenas cumpliremos al pasar enero... ¿Te atreverás tú a confesar quien es la musa? ¿Lo sabrá ya ella tras las pistas de cada cuento en que su presencia es la esencia? Un día pensaste que tu ayuda podría ser útil; otro día, lejano y distinto, pensaste que lo mejor es permanecer en el olvido y construir tu futuro; total, con todo lo que te queda por hacer... Y, sin embargo, en días como hoy, quizás por la gripe, piensas que hay que hacer algo, que hay que moverse, que no nos merecemos esto... y resuenan en ti las palabras de otro sagitario que venció: "Nosotros nunca nos rendimos".
 
(Este relato está dedicado a Melissa D. Siverio, que se tomó la foto que lo ilustra en Madrid, ayer, inspirada en el arte fotográfico del ruso Murad Osmann y en cuanto aquí se escribe).

1 comentario:

Luisa Fernández López dijo...

Siempre me conmueven tus cuentos sobre tu musa, ¿cuándo dirás quién es? Que ganas de ponerle nombre.

¡Un abrazo!